Principales riesgos de inversión

Inicio / Sobre finanzas / Principales riesgos de inversión

No importa si eres un gran inversionista o simplemente eres un sujeto con algo de capital que decidió comenzar a invertir, en cualquier caso siempre correrás una serie de riesgos propios de cualquier inversión.

Y es que invertir suele generar una gran cantidad de riesgos que si bien pueden ser salvables, nunca podrán ser evitables del todo.

¿Qué riesgos se corren al invertir capital?

Existen al menos 4 riesgos fundamentales que todo inversionista corre al jugar con un capital, estos son:

 

  • Riesgo del mercado.

 

Sin duda alguna es el riesgo más común y se genera por la constante oscilación de los mercados.

Es decir, la forma en que aumenta o disminuye el valor de una inversión por el movimiento lógico del mercado, es decir la oferta y la demanda.

Entonces, si un inversionista coloca un capital en un producto e inmediatamente la oferta del producto aumenta se corre el riesgo de que el capital pueda perderse o no genere las utilidades previstas.

 

  • Riesgo emisor

 

Aunque no es tan común, sucede cuando el ente emisor del título en que se invirtió no mantiene sus obligaciones.

Esto puede suele generar la pérdida de los intereses del inversionista y en el peor de los casos puede llegar a afectar el capital inicial de la inversión.

Este riesgo ha ido en aumento desde aproximadamente 1 década, en la que muchas empresas se han declarado insolventes dejando a sus inversionistas en la bancarrota.

 

  • Riesgo de liquidez

 

Este riesgo suele ser mayor en inversionistas inexpertos que aún no saben analizar los títulos de valor con suficiente liquidez para rentabilizar.

Su efecto es muy simple, al invertir en un título carente de liquidez, la inversión y sus dividendos perderán gran parte de su valor al intentar transformarse en dinero físico, algo indeseable por cualquier inversionista.

 

  • Riesgo de cambio

 

Este riesgo surge sólo cuando se realizan operaciones en moneda distinta a la nativa y se da por la posibilidad de una variación en el tipo cambiario que termina originando una pérdida sustancial de dinero.

Todo riesgo también es una oportunidad

Si estudias un poco más a fondo cada uno de los riesgos que corres al invertir verás que su contraparte siempre será una oportunidad para rentabilizar tu inversión aún más.

Por ejemplo, si inviertes en un producto y la oferta cae posteriormente, tu producto aumentará de valor generando una mayor ganancia para ti.

Esto hace que evitar los riesgos en la inversión sea técnicamente imposible, pues de los riesgos depende en gran medida el éxito de tu inversión.

Rendimiento en alza

Debes saber, mientras más riesgos existen en una inversión su rendimiento sean mayores, mientras que las inversiones que están exentas de riesgo  poseen un rendimiento especialmente bajo.

Haz que los riesgos jueguen a tu favor

Para conseguir que los riesgos te favorezcan solo debes estudiar el mercado en el que invertirán, obsérvalo y analízalo, de esta forma sabrás cuando y como entrar aprovechando cada uno de los riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *